Logo de l'OEP

Recherche

Manifesto en defensa del multilinguismo científico ES/ DE/ IT/ EN/ FR/ PT

Mis à jour : 3 Jui 2018

Le CEIPAC a lancé cette pétition adressée à Silvia Costa, Presidenta de la Comisión Europea de Cultura y Educación, Jerzy Buzek, Presidente de la Comisión Europea de Industria, de la investigación y de la energía, Esther Rodríguez, Esquerra Republicana de Catalunya, España, Lucía Del RíoEsquerra Republicana de Catalunya, España, et Jean-Pierre Bourguignon, Presidente de la European Research Council.

José Remesal Rodríguez, Catedrático de Historia Antigua, Universidad de Barcelona. Director del CEIPAC. IP del Proyecto EPNet. Miembro de número de la Real Academia de la Historia.

Sus investigaciones han sido publicadas en siete lenguas (Alemán, Catalán, Español, Francés, Inglés, Italiano, Portugués). En catorce países (Alemania, Argentina, Austria, Brasil, España, Estados Unidos de Norteamérica, Francia, Holanda, Hungría, Inglaterra, Israel, Italia, Portugal, Suiza).

e-mail: Cette adresse e-mail est protégée contre les robots spammeurs. Vous devez activer le JavaScript pour la visualiser.

1. (ES) MANIFIESTO EN DEFENSA DEL MULTILINGÜISMO CIENTÍFICO

Es evidente que en cada momento histórico en el que se establecen relaciones entre diversos pueblos se termina imponiendo una lengua. Generalmente la lengua del conquistador o del dominante económico.

Existe un primer nivel de comunicación, nivel coloquial y de servicios, y no cabe duda de que el inglés cumple hoy día esas funciones. Un inglés simplificado, con escaso vocabulario.

Ciertamente este nivel de comunicación simplifica y empobrece la lengua, de modo que ya, entre la intelectualidad inglesa, empiezan a lamentarse de ello, denunciando el escaso nivel gramatical, sintáctico y conceptual en el que están redactados muchos artículos publicados en inglés por personas no angloparlantes.

En el campo de las ciencias naturales y de la técnica se ha impuesto el inglés como vehículo de comunicación científica. Dos son las razones: una, el predominio técnico de los Estados Unidos de Norteamérica, otra, más significativa, es que la mayoría del vocabulario de las ciencias naturales proceden del latín o el griego y, por tanto, son más similares en todas las lenguas europeas. Por otra parte, estas ciencias disponen de un metalenguaje, existen fórmulas cuyo significado entienden todos: Cu. significa cobre para todos los científicos del mundo, independiente de la lengua que hablen. Una determinada ecuación se escribe igual en todas las lenguas.

Sin embargo, en el ámbito de las ciencias humanas y sociales, en las que las matizaciones del pensamiento sólo pueden hacerse a través de un amplio conocimiento de las palabras y sus sinónimos, el individuo sólo puede expresarse bien en su o sus lenguas maternas, en las que el individuo conoce toda la estructura gramatical y conceptual a través de la que se expresa.

El empeño de los administradores de la ciencia europea de reducir toda la comunicación científica a una sólo lengua está produciendo un rápido deterioro de las ciencias humanas y sociales.

En primer lugar, se priva a todos aquellos, cuya lengua materna es distinta del inglés, de la posibilidad de expresarse correcta y plenamente. Produciendo el empobrecimiento en la comunicación al que ya me he referido.

En segundo lugar, en nuestro mundo, la calidad de expresión se asocia, automáticamente, a la capacidad de pensamiento. Por tanto, quien se expresa limitadamente es considerado, automáticamente, menos valioso. Esto repercute, de una manera directa, en todos aquellos que son obligados a expresarse en una lengua que no sea la suya, sobre todo si de ello depende la obtención de recursos para su investigación.

En tercer lugar, los documentos y la mayoría de las obras escritas en un país están en la lengua de dicho país. Hacer que, por ejemplo, los alemanes escriban sobre la historia o cualquier otro aspecto de la vida social de Alemania en inglés es inútil, cuando la inmensa mayoría de sus lectores serán alemanes. Habrá trabajos que merezcan ser traducidos a otro idioma, que es lo que hasta ahora se ha hecho. Es natural que si un extranjero investiga sobre la historia, la sociedad o el pensamiento alemán desee publicar sus trabajos no sólo en su propia lengua, sino también en alemán, pero esto es una elección personal.

Leer más y firmare la petición

Version espagnole complète

Version française

Version allemande

Version italienne

Version portugaise

Version anglaise